RECORRIDO
VIRTUAL

Sepa cómo alargar la vida de los neumáticos

Su mantención es fundamental para garantizar la seguridad y lograr un óptimo manejo del vehículo. Aquí, algunos tips.

Ojo con la conducción: El manejo brusco o las largas distancias recorridas son factores que contribuyen al deterioro de los neumáticos o ruedas de un vehículo. Cuanto más se exija al auto, con frenadas en exceso o forzadas, exigiendo al límite en las curvas, o al pasar por caminos sin pavimentar, entre otros tipos de maniobras, mayor será el desgaste. Si por distintas razones este es tu caso, debes estar atento al posible deterioro de las ruedas con revisiones periódicas. 

¿Alta o baja presión del aire?: Seguir las recomendaciones del fabricante sobre el nivel de presión del aire, siempre será la mejor opción. Con baja presión, los neumáticos se desgastan de manera desigual, se ocupa más combustible y se eleva la temperatura de las ruedas. Si la presión es superior, más ahorro de combustible, pero la menor adherencia al pavimento puede reducir el trazo de frenado del vehículo. Por otro lado, de la misma forma que una rueda desinflada, el neumático se desgastará. En el equilibrio entre lo que recomienda el fabricante y el gusto personal, está la clave. Recuerde: la presión de cada neumático se revisa en frío.    

A la hora de estacionar: Es importante que las ruedas no se apoyen en el mismo punto durante mucho tiempo. Corren riesgo de deformarse. Basta con mover el auto ligeramente cada poco tiempo, apenas unos centímetros, para liberar al neumático de la carga en ese punto concreto. Mantener la presión adecuada o incluso algo por encima de lo recomendado por el fabricante puede ayudar en estos casos.      

Tapones: Tienen una misión más importante de lo que parece, ya que protegen a las válvulas evitando que entre polvo y suciedad. Los más utilizados suelen ser de plástico, aunque los metálicos proporcionan mayor protección. Reemplazar si están deteriorados o no enroscan bien en la válvula. 

Dibujo de los neumáticos: El delineamiento de las ruedas ayudan a una mayor adherencia con el pavimento, sobre todo bajo la lluvia. El dibujo de la banda de rodadura no puede ser inferior a 1,6 mm. Lo óptimo sería sustituir las gomas cuando tengan un dibujo de entre 2 y 3 mm.            

Atento a vibraciones en el volante: No las deje pasar aunque sean mínimas. Unas ruedas desequilibradas provocan vibraciones que, a la larga, también provocan un desgaste irregular de los neumáticos.        

Circular con el peso permitido: En los casos de sobrecarga, los neumáticos absorberán todo el peso y se presentará mayor desgaste. Los amortiguadores también lo sufrirán. Trate de no desafiar la carga recomendada por el fabricante. 
Cuidado con los bordes: Cuando estacione evite el contacto o roce con los bordes de veredas o estructura similares. Sobre todo con neumáticos de perfiles bajos, es muy fácil pellizcar partes de la goma o la llanta y causar daños internos que deterioran el neumático.

No abuse de las cadenas: Recuerde que superar los 50 km/h de velocidad o acercarse a ésta si no hay mucha nieve, puede ser fatal para los neumáticos. Tampoco abuse del freno mientras las cadenas estén instaladas y desmóntalas apenas abandone el tramo nevado.        

Atento a la fecha de vencimiento: Los neumáticos tienen una anotación del momento en que fueron elaborados, en el sector externo del aro de rodamiento. La fecha se encuentra identificada con cuatro números. Comenzando de izquierda a derecha, los primeros dos corresponden a la semana de elaboración, y los restantes al año que se fabricaron. Por último, dependerá del fabricante, pero la vida útil del neumático puede variar entre seis a diez años. Mientras que las ruedas de un automóvil como regla general, tienen una vida útil de entre 40.000/50.000 Km si son de buena calidad (de una peor gama suelen tener una duración de 10.000 Km aproximadamente).   

Más información en: https://www.movicenter.cl/todos-neumaticos/

NOTICIAS RELACIONADAS
NOTICIAS RELACIONADAS