RECORRIDO
VIRTUAL

¿Por qué es importante abrir las ventanas del auto y cómo limpiarlas?

Son parte esencial del vehículo, pero no todos saben cómo darles un correcto uso ni cómo mantenerlas en perfecto estado. Acá, algunos tips.

Abiertas o cerradas: Depende. Si el auto queda guardado en un garaje o un lugar seguro y cubierto, se recomienda dejar las ventanas algo abiertas. Esto ayuda a que los burletes de goma no se sequen y se peguen al vidrio en la parte superior. Además, es clave para evitar posteriores olores desagradables o humedad, que siempre son difíciles de eliminar.

Antes de acelerar: Cuando ingresas al automóvil siempre es bueno abrir las ventanas para que salga el aire caliente acumulado en el interior. Luego de ello se podrá encender el vehículo, subir las ventanas y activar el aire acondicionado, para iniciar un viaje a temperatura agradable.

Ahorra combustible: Usar el aire acondicionado consume más gasolina. Pero hay un punto a considerar: Un estudio de la Society of Automotive Engineers de Estados Unidos descubrió que si bien usar el aire acondicionado gasta gasolina, conducir a grandes velocidades con las ventanas abiertas, tiene un impacto más severo en el consumo, porque  el aire que entra genera una gran resistencia al movimiento y el motor se forzará más y por lo tanto consumirá más combustible. 

Cómo sacar la escarcha: Encontrar las ventanas congeladas no sólo es fastidioso, se corre peligro por la poca visibilidad que ocasiona. Tres formas de disolver la escarcha: Recurrir a una solución de alcohol (mezclar 1/3 de agua con 2/3 de alcohol en una botella de espray). Al rociar, el hielo desaparece porque el alcohol tiene un punto de congelación muy bajo (alrededor de -128 grados); o aplicar una solución de vinagre (3/4 de vinagre blanco y 1/4 de agua a una botella con pulverizante), que tiene casi la misma propiedad que el producto anterior; y, por último, recurrir a los ajustes del auto: 1, Dirigir el chorro del aire al parabrisas a máxima potencia; 2, encender la calefacción; 3, activar el aire acondicionado; 4, quitar la recirculación de aire interior; y 5, abrir ligeramente las ventanas del auto.

Lubricar: Para autos con vidrios eléctricos o para los clásicos que funcionan con manivelas, se hace fundamental la lubricación de las felpas o canales por donde sube el vidrio. Con el paso del tiempo, la suciedad y polvo se van acumulando en estos canales, lo que provoca que la ventana tenga mayor resistencia para subir o bajar, generando, a la larga, problemas o desperfectos en este mecanismo. Existen lubricantes especiales para esta limpieza.

Mejor limpias: El exceso de suciedad en las ventanas, parabrisas y luneta puede manchar el cristal de forma permanente. Mejor no esperar ese momento. Los paños de microfibra no dejan pelusas y son ideales para utilizar con una adecuada cantidad de producto de limpieza (siempre es mejor usar poca cantidad para no tener que hacer doble limpieza para retirar el exceso de producto). También existen productos líquidos específicos para esta tarea, pero hay quienes prefieren optar por mezclas domésticas (amoniaco con jabón quita grasa o agua fría con vinagre, por ejemplo).Cómo aplicar los productos: Para un mejor resultado conviene dejar actuar el producto aplicado unos pocos minutos antes de enjuagar. Esto permite disolver la grasa o suciedad demasiado adherida a la superficie del cristal. Antes de finalizar, recuerde enjuagar bien; si se usó la cantidad correcta este paso será muy rápido y sencillo. Tampoco olvide limpiar los cristales desde el interior del auto.

NOTICIAS RELACIONADAS
NOTICIAS RELACIONADAS