RECORRIDO
VIRTUAL

Cómo mantener a raya los gérmenes del auto en tiempos de pandemia

La forma en que nos transportamos es uno de los aspectos de la vida cotidiana que ha cambiado drásticamente con la irrupción del coronavirus. Con la recomendación de evitar las aglomeraciones en el Metro y el transporte público, los viajes en autos particulares o por uso de plataformas se han vuelto esenciales, ante lo cual las medidas de protección no pueden descuidarse.      

Rubén Méndez Saffie, Gerente de Marketing & Ventas de Movicenter dice que los chilenos nunca han minimizado la importancia de limpiar el auto. “Los propietarios de automóviles en nuestro país tienen un particular cuidado con su limpieza, lo podemos comprobar al ver a los automóviles seminuevos, que tienen menos de tres años de uso y en su gran mayoría se ven como nuevos. Eso respecto de la limpieza. Pero en cuanto a la desinfección, producto de la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19 recién se está tomando conciencia de este tema”, sostiene.     

Según la National Center for Biotechology de los Estados Unidos más de 700 variedades diferentes de bacterias podrían estar viviendo en el automóvil promedio en cualquier momento. El volante es la pieza más sucia del auto; si se lo compara con otros objetos, su superficie es seis veces más sucia que la pantalla del teléfono celular y cuatro veces más sucia que un inodoro público. Otro ejemplo: el estornudo de una persona contagiada con COVID-19 puede hacer que el resto de los pasajeros u otros usuarios del vehículo también se contagien, ya que la permanencia del virus en los objetos puede variar en función de la temperatura, la humedad y el tipo de superficie.

A continuación, Rubén Méndez, acogiéndose en los protocolos que recomiendan las marcas internacionales de auto, entrega algunos tips para mantener a raya los gérmenes del vehículo y minimizar el contagio de coronavirus.           

¿Qué partes requieren mayor limpieza? “Todas aquellas que tienen una mayor frecuencia en su manipulación, principalmente llaves, manillas, manubrio y palanca de cambios. Obviamente, las partes en contacto con los zapatos, como el piso del auto”.         

Los productos de limpieza que no deben faltar: “En términos de desinfección, debemos considerar que constantemente convivimos con virus, hongos y bacterias. Sin embargo, la prioridad ahora es disminuir la posibilidad de contagio del COVID-19, para lo cual sirven productos que contienen alcohol. Son los más recomendados porque aplicados en forma adecuada (humedeciendo y frotando suavemente con un paño limpio), disminuyen considerablemente la capacidad de contagio. También es efectivo utilizar una mezcla de agua y jabón. Hay que descartar el uso de productos que podrían dañar los componentes del auto, como agua oxigenada o limpiadores que contengan amoniaco”.       

¿Ojo con el manubrio?: “Lo ideal es que antes de iniciar un viaje, se desinfecten (a lo menos) manillas de las puertas, el manubrio y palanca de cambio y, sobre todo, cuando se carga combustible, o después de comprar en algún supermercado o farmacia”.         

¿Nos protegen los filtros de aire acondicionado?: “Los autos más modernos integran eficaces filtros antipolen en sus sistemas de climatización. Con ellos se logra purificar el aire en el interior del vehículo, e impedir la entrada tanto de polen como de partículas, e incluso virus y bacterias. Resultan de mucha utilizad debido a la gran cantidad de tiempo que se pasa en el interior de nuestros automóviles. Este tipo de filtros podrían ser eficaces también para prevenir frente al coronavirus, pero siempre que los filtros instalados cuenten con un certificado N95. Para saber eso, recomendamos consultar en el sitio Web del fabricante”.      

¿Qué resguardos deben tomar conductor y pasajeros?: “A los pasajeros, se recomienda el uso de mascarillas, pañuelos desechables y portar alcohol gel para desinfectar sus manos. Por supuesto, lavárselas apenas tengan oportunidad. En cuanto al conductor que funciona mediante aplicaciones, se sugiere sanitizar el automóvil con algún aerosol desinfectante y/o toallas húmedas desinfectantes después de que haya transportado a algún pasajero, poniendo énfasis en asientos y manillas”.

NOTICIAS RELACIONADAS
NOTICIAS RELACIONADAS